Diferencias entre combustible normal y premium

Mucha gente nos pregunta por la diferencia que existe entre los tipos de un mismo combustible,  los llamados combustible normal y premium y si realmente merece la pena pagar el precio (algo superior) de los combustibles premium para su vehículo.

Combustibles-Repsol

Vamos a empezar a hablar sobre las diferencias entre el combustible normal y premium con algo de información técnica, excluyendo los aditivos por el momento. Existen dos índices de medida que nos servirán para establecer la velocidad y calidad de encendido de un combustible, que son el índice de cetano y en índice de octano.

El índice de cetano nos indica el intervalo de encendido de un combustible, esto es, el tiempo que transcurre entre la inyección de dicho carburante y el inicio de su combustión, es decir, que nos muestra la capacidad detonante del combustible. A mayor índice de cetano, mejor calidad de combustión, ya que esta se inicia antes y se produce un quemado mejor.

El índice de octano por el contrario nos indica la capacidad antidetonante del combustible, a mayor índice de octano, mayor será el retardo en el encendido permitiendo de esta manera que el pistón quede más cerca de su punto muerto superior, por lo que tendremos una mayor relación de compresión y por lo tanto una mayor eficiencia del motor (En gasolina).

Surtidores-Diesel

En los vehículos diesel, lo más importante es el índice de cetano, ya que el diesel por sí mismo no arde por lo que su encendido tiene que ser por compresión (Altas presiones dentro de la cámara de combustión), debido a esto es muy difícil conseguir un quemado completo de la mezcla aire/combustible lo que, además de generar suciedades como la famosa carbonilla en los conductos, hace que no aprovechemos todo lo que puede dar nuestro motor, por lo tanto nos vendría mejor un diesel con un mayor índice de cetano de lo normal.

Surtidores-Gasolina

En los vehículos gasolina, lo más importante es el índice de octano ya que esta tiene el problema contrario al diesel, arde demasiado bien debido principalmente a su volatilidad. El problema de esto en un motor gasolina es que al encenderse antes en la cámara de combustión, no deja subir lo suficiente al pistón dentro del cilindro, por lo que el motor no puede aprovechar todo su potencial. La mayoría de vehículos de hoy en día están preparados y pensados para trabajar con gasolina de 95 octanos y con ella dan prácticamente todo su rendimiento, pero siempre se puede sacar algo más usando gasolinas de mayor índice de octano, como la gasolina de 98 octanos, gracias a ella aumentará la relación de compresión de tu vehículo, haciéndolo más eficiente, esto es, dando un mejor rendimiento con un menor consumo.

En nuestro caso, siempre trabajamos con Repsol pudiendo de esta manera ofrecer a nuestros clientes los mejores carburantes del mercado. Todos los combustibles Repsol llevan aditivos detergentes, componentes antiherrumbre y superan ampliamente las exigencias de los fabricantes aunque es cierto que los combustibles premium llevan alguno de estos aditivos en mayor cantidad lo que alargará todavía más la vida útil de tu motor y conservará sus prestaciones.

 

Si quieres saber más sobre combustibles consulta nuestra sección Combustibles.

Si tienes un vehículo diesel y además de conocer perfectamente tu carburante después de leer este artículo, también quieres conocer todo acerca del Adblue consulta nuestro artículo sobre el Adblue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *